Según con el informe el cadáver de una mujer fue encontrado decapitado en los alrededores de un edificio donde antes había un super mercado en esta ciudad y la cabeza fue encontrada en un techo de un lavadero de carros.

Al ser interrogado, el haitiano admitió haber cometido el hecho porque la occisa y él había acordado sostener relaciones íntimas y ella le iba a cobrar la suma de 100 pesos, sin embargo, dice que decidió darle 200 pesos. No obstante, alega que, en un descuido, ella le sustrajo la suma de 700 pesos y un teléfono celular marca Samsung color negro y luego se negó a sostener relaciones, por lo cual sostuvieron una discusión.

El resultado fue que este terminó propinándole un golpe con un palo y ella cayó al suelo. Luego la arrastró y la llevó a otra habitación donde con un cuchillo procedió a cortarle la cabeza, la cual introdujo en una funda negra plástica y la lanzó encima del lavadero de carro igualmente el cuchillo.
La tragedia ocurrió a eso de las 9 de la noche del día de ayer. También manifestó que después del hecho se acostó y en la mañana de hoy se fue para La Caleta. El mismo será puesto a disposición de la justicia en las próximas horas.