La joven afirmo haber cometido el hecho contra Wilberto Díaz momentos en que el hoy occiso la estaba apretando por el cuello con fines de ahorcarla y es entonces cuando sacó del bolsillo un arma blanca tipo sevillana con la cual le infirió la estocada y luego ante el temor de ser agredida se refugió en una casa de unos vecinos.

El abogado Juan Carlos Cruz del Orbe, calificó la medida como ilegal, arbitraria, y excesiva, pues la circunstancia en que ocurrieron los hechos deja ver claramente que se defendió en el hecho.
El representante asegura que el occiso tenía en su contra una orden de arresto por supuesta agresión física, sin embargo, no fue ejecutada por las autoridades.
Los parientes de Stephany López con pancartas en mano en la parte frontal del Palacio de Justicia exigían la libertad por considerar que actuó en legítima defensa.
Los opositores aseguran que el fenecido maltrataba con frecuencia a López, por lo que ésta habría actuado en defensa propia.