Ahora rompe el silencio la esposa de Quirinito, Jennifer Domínguez y estas fueron sus declaraciones para Addis Burgos. La mujer comienza hablando sobre su relación con Quirinito, dicen que se conocieron hace varios años, luego terminaron la relación y se reconcilian cuando Quirinito está en la cárcel de Najayo.

Explica que lo visitaba en la cárcel y entre los acuerdos para seguir con la relación y su regeneración estaba hacer una carrera universitaria e ir a la iglesia con ella. Domínguez es una mujer profesional, con tres maestrías y que siempre andaba en carro del año, por eso Addis Burgos le dice que es raro que ella decida casarse con un preso por homicidio, pero ella dice que ella se enamoró de Quirinito.

Tras ser interrogada sobre el cambio de la cédula nueva de Quirinito, ella dice que se necesitaba para el seguro médico para los medicamentos que necesitaba. Tras ser interrogada el día de la muerte de Quirinito, ella dice que él estaba durmiendo y quedó dormido, dice que cuando lo tocó este no se movía y dice que ella misma fue a buscar al médico legista.
Asimismo manifestó que su relación con Quirinito fue una decisión de ella y que nadie, ni la sociedad tiene derecho a cuestionar y que lo hizo por amor y porque estaba enamorada de él. Agrega que se siente cansada y molesta de que le están haciendo tantos cuestionamientos, por simples decisiones que ella tomó como mujer adulta.
Luego de ser interrogada en dónde está el cuerpo de Quirinito manifestó que no va a decir dónde está el cuerpo, para no alimentar el morbo que existe ante esta situación.